APRENDER PARA MEJORAR

EL MÉTODO KAIZEN

«Encontrar»… «erradicar»… «aprender»… «evolucionar»…Esto es un fragmento de un videojuego muy popular a finales de los años 90 e inicios de los 2000 llamada Star Craft donde se trataba de tres razas diferentes luchando una contra otra para sobrevivir en el espacio. La frase era de la raza que deseaba ser la líder y que mejor manera que encontrando nuevas oportunidades en sus rivales, erradicándolos pero a la vez aprendiendo de ellos y luego con ello mejorar y evolucionar sus procesos continuamente y de forma rápida.

Haciendo un símil con el mundo de los negocios, en los tiempos actuales donde todo cambia vertiginosamente, la competencia para retener a clientes en un negocio es muy difícil. Una de las estrategias para lograr no perdernos entre tanto cambio y quedar obsoletos es el método kaizen. El método kaizen es un método japonés basado en la mejora continua. Esto es tratar de siempre estar buscando detalles ya sea internamente o en nuestra competencia, que podrían mejorar en una organización y/o empresas. Incluso podemos llegar a decir que algo está funcionando perfectamente pero basta que haya un cambio en algún factor para que lo que estaba perfecto deba ser cambiado.

Podemos poner como ejemplo el caso reciente de Huawei, una de las compañías líderes en telefonía móvil. Esta compañía se encuentra en alza, sin embargo, justo cuando todo parecía encaminarse favorablemente para ellos, han sufrido un veto por parte del gobierno de EEUU para que empresas tecnológicas estadounidenses tales como Google, les sigan prestando servicios aplicativos lo cual es vital para que esta compañía pueda operar con tranquilidad en mercados occidentales.

La estrategia de la compañía será adaptarse a este nuevo cambio y una cosa que podría provechar es mejorar su propio sistema aplicativo que ya se usa en China y que tendrá como difícil reto adaptarse al gusto del consumidor occidental si es que no quiere perder su tajada de participación y presencia en el mercado.

Este es un ejemplo de cómo debemos estar preparados a imprevistos y para ello buscar la mejora continua si es que no queremos perder competitividad.

Mejorar en lo que vemos que estamos débiles, implementarlo y luego hacer una evaluación para saber si estamos en el camino correcto o debemos cambiar y mejorar. Tenemos que adaptarnos a las nuevas tendencias si es que no queremos que quedemos relegados de la competencia.

Síguenos en:

Autor

Lic. Enrique Barrueto
Gerente de Administración y Finanzas

Comments are closed.