ARTÍCULO | ¿QUÉ ES EL CAPITAL DE TRABAJO?

EL FONDO QUE SIEMPRE DEBES TENER

¿QUÉ ES EL CAPITAL DE TRABAJO?

Un concepto que debe estar muy presente entre los emprendedores es el de “capital de trabajo”.

Imaginemos esta situación: has iniciado un negocio y poco a poco éste empieza a crecer.

Empezamos a tener clientes compran nuestros productos y para poder fabricarlos hemos contratado personas que trabajen como apoyo y además hemos contratado proveedores que nos entregan insumos de calidad para poder fabricar dichos productos. Todo va de mil maravillas, pero para fidelizar a clientes, hemos decidido darles créditos para que tengan facilidades de pago con nosotros. Sin embargo, mientras esperamos que nos paguen y contar el dinero de estas ventas a la mano, hay que pagarles a los proveedores y a nuestros trabajadores. Entonces nos preguntamos, ¿qué hacemos si no disponemos de dinero con el cual podamos hacer frente a estas obligaciones? Por más que el negocio esté registrando ganancias, mientras no tengamos dicha ganancia como dinero a la mano, podríamos ver afectado el normal desarrollo de nuestro negocio.

La situación descrita en el párrafo anterior es conocida como una falta de capital de trabajo. Entonces, ¿cómo definiríamos el concepto de capital e trabajo? Sería más o menos así: es lo que cuenta la empresa para poder hacer frente a sus obligaciones a corto plazo.

En el ejemplo anterior, el fondo de dinero para hacer frente a nuestras obligaciones mientras esperábamos que nos paguen los clientes es justamente nuestro “capital de trabajo”. Lo más peligroso que le puede pasar una empresa es que se quede sin capital de trabajo porque no podría seguir con sus operaciones.

La manera más sencilla de calcular el capital de trabajo es restar el activo corriente con el pasivo corriente. El activo corriente comprende las cuentas del activo (bienes y/o derechos de la empresa) que pueden convertirse en dinero efectivo en un período corto (por lo general en contabilidad se considera un período menor a un año). Mientras que el pasivo corriente son las obligaciones de corto plazo lo que incluye lo siguiente: la obligación de la empresa de pagar a sus proveedores, pagar a sus empleados, y pagar deudas de corto plazo (menores a un año). Si hacemos dicha resta, obtenemos el capital de trabajo neto contable.

Finalmente, algo que debemos tomar en cuenta es que no todas las empresas tienen la misma necesidad de capital de trabajo. Hay algunas empresas que no requieren de estar en constante obligación de pagar deudas de corto plazo, como, por ejemplo, empresas que no tienen tanta rotación entre sus inventarios y no necesitan comprar insumos o pagar mano de obra constantemente. Por otro lado, si es una empresa que requiere comprar inventarios y pagar en periodos muy cortos a sus trabajadores, necesitará un mayor monto en capital de trabajo.

Para definir las necesidades de capital de trabajo en nuestro emprendimiento dependerá pues de la naturaleza del negocio y al rubro. Por ello, es muy importante conocer bien nuestro negocio.

Síguenos en:

Autor

Lic. Enrique Barrueto
Gerente de Administración y Finanzas

Comments are closed.