LOS INDICADORES QUE LOS EMPRESARIOS SUBESTIMAN

LA IMPORTANCIA DE LOS INDICADORES NO FINANCIEROS

Siempre hemos escuchado la frase “no se puede controlar lo que no se mide” y “no se puede medir lo que no conocemos”. Es en este punto en el cual todo dueño de empresa inicia a establecer indicadores para medir la rentabilidad de negocio.

Empezaremos con los indicadores básicos, cuánto unidades de mi producto he vendido al mes, cuánto es el monto facturado, cuánto es el porcentaje de ganancia que he tenido, cuál es el porcentaje de reducción de costos que he tenido de un mes a otro, entre otros.

Lo que muchas veces hacen las empresas es prestar atención a los indicadores de rentabilidad o de ventas para medir y evaluar el desempeño de mi negocio. Sin embargo, muchas veces se descuida otra clase de indicadores.

Este tipo de indicadores son los llamados indicadores no financieros, los cuales muchas veces son ignorados ya que no se traducen en dinero que es lo que realmente le importa al empresario pero que comenten el error de no darse cuenta que sin una buen manejo de los mismo, puede afectar seriamente los indicadores “más financieros”.

Un ejemplo de ello, sería preocuparme más en el monto de la facturación de mis ventas. Si solo me baso en ese indicador financiero, estaría descuidando lo que me soporta y que es una consecuencia de otros indicadores. Un indicador de venta estaría ligado a otros indicadores tales como: número de reclamos al mes, porcentaje de clientes satisfechos con el producto y/o servicio, tiempo de entrega al cliente, número de productos defectuosos, entre otros.

Basándonos en el modelo del Balanced Score Card, todo tiene una relación en la empresa: desde los recursos humanos hasta la parte financiera. Una descripción sencilla, sería: colaboradores mejor capacitados y motivados realizarán su trabajo de manera más eficiente siguiendo los estándares de procesos de la mejor manera que evite demoras y fallas en la entrega de los productos a los clientes y estos a su vez estarán más satisfechos que se volverán habituales a mi negocio y a su vez me recomendarán, con lo cual mi cuota de mercado se incrementará y esto a su vez se verá reflejado en mejores números en las ganancias de la empresa. Lo último tiene que ver mucho con los indicadores financieros.

Como podemos ver, los indicadores financieros son muy importantes para saber el desempeño de mi empresa pero más importantes aún son los indicadores no financieros ya que de ellos dependen que mis números en los primeros se vean impactados de manera positiva.

Como último consejo, vale la pena decir que no se trata de llenarse de indicadores en mi negocio, sino de evaluar qué tipo de indicadores podrían ser más útiles y de mayor importancia dada la naturaleza de mi negocio. Esto se adquiere con la experiencia y el estudio del sector en el cual estoy emprendiendo.

Síguenos en:

Autor

Lic. Enrique Barrueto
Gerente de Administración y Finanzas

Comments are closed.