BREVE APUNTE SOBRE LA SUSPENSIÓN PERFECTA DE LABORES

Dentro de los mecanismos que nos dan las leyes laborales para poder mantener el vínculo laboral dentro de las contingencias comunes que pueden existir, se ha regulado la figura jurídica de la “suspensión del contrato de trabajo”

Esta suspensión significa que, interrumpiendo las prestaciones laborales por un plazo máximo de 90 días, se mantendrá el vínculo laboral con la empresa. El empleador en ese lapso no brindará el sueldo, ni pagará aportes al sistema de pensiones (sea privado o público), tampoco el concepto de seguro de salud, entre otros; por su parte el trabajador no desempeñará sus funciones habituales.

Esta media se encuentra amparada en el artículo 11º del del T.U.O del Decreto Legislativo Nº728:

«Artículo 11.- Se suspende el contrato de trabajo cuando cesa temporalmente la obligación del trabajador de prestar el servicio y la del empleador de pagar la remuneración respectiva, sin que desaparezca el vínculo laboral. Se suspende, también, de modo imperfecto, cuando el empleador debe abonar remuneración sin contraprestación efectiva de labores.»

Esta solicitud de suspensión de contrato de trabajo, tendrá que presentarse ante la Autoridad Administrativa de Trabajo, decidiendo ella si procede o no este mecanismo, ante su negativa el empleado se repone inmediatamente en su puesto.

En la actualidad se vive una pandemia a nivel mundial por un virus altamente contagioso, lo cual ha traído zozobra en términos económicos tanto para empleadores como trabajadores, tanto así que el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo, en su anuncio del 16 de marzo del presente año sostiene:

“El Gobierno exhorta a los empleadores a priorizar el empleo del trabajo remoto por el tiempo que dure la emergencia sanitaria, el cual permitirá que trabajadores y trabajadoras realicen sus labores desde casa, utilizando los medios informáticos, de comunicación u otros mecanismos que pudiera acordar con el empleador.”

Sin embargo, como proceder en los casos donde el trabajo tiene que realizarse de manera presencial, lo recomendable, a aplicar una medida no tan gravosa como la suspensión perfecta de labores, el artículo 15º del del T.U.O del Decreto Legislativo Nº728 recomienda que se apliquen las medidas que menos agravio causen a la situación del trabajador.

En tal supuesto se puede acordar una rebaja en la remuneración del trabajador con aceptación de ambas partas conforme a la Ley Nº9463 o entregar una licencia con goce de haber de ser el caso, también existe la posibilidad de que se recuperen paulatinamente las horas dejadas de trabajar en el lapso que duró la contingencia, pero definitivamente lo que está proscrito es terminar el vínculo laboral o dar vacaciones adelantadas porque estas necesitan el común acuerdo de las partes, caso contrario podría ser sancionado por la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (SUNAFIL)

Síguenos en:

Autor

Abog. Andrés Herrera
Gerente de Legal y de Asuntos Jurídicos

Comments are closed.